Snoopy ya no es pijo

hola girls! He ido a llevar a la niña al cole y me he quedao pajarito, creía yo que el cambio climático iba a convertir España en el Caribe, pero no, no. Abrigaros!
 
Os quería enseñar un conjunto invernal, con bien de pana y eso, así que aprovecho el fresquíviris y me planto aquí a poner fotos.
 
En la tienda de telas a la que voy aquí en mi pueblo, que está lejos de coj…, casi al lao de la mercería que ya os conté dónde estaba hace dos entradas…bueno, pues en dicha tienda tienen muchas telas de patchwork que son las que tienen los estampados más chupicanali, y como las otras 200 ya me las sé de memoria, me llamó la atención una con estampado de Snoopy que no había visto antes. Yo era muy de Snoopy de pequeña, y tú? tenía chapas, pañuelos, estuches…mucha tontuna también, porque recuerdo que de los 12 a los 16 fue una época de dejarme mangonear bastante por las “amigas”, que eran un poco mayores que yo y un poco más espabiladas también…qué dura es la adolescencia, chatas. Y qué larga, a mi todavía me dura un poco.
 
O sea que Snoopy era lo “más” y yo le tengo cariño y ví esa tela en beige y marrón chocolate que son unos colores que nunca defraudan, digo yo, y tuve que comprarla. Inmediatamente pensé en combinarla con pana finusca, de esta que es un pelín elástica. Quise hacer un pantalón, pero la verdad es que no encuentro un patrón que me llene del todo, me gustaría un tipo chino, un poco pitillo, si alguna sabéis un patrón así, pues soy toda orejas :).
 
Por aquel entonces cayeron en mis manos dos patrones de Compagnie M que me encantaban hace tiempo, el Mara Blouse y el Lotta Skirt, me sabía hasta los nombres, mari. Puedes ver más versiones en el blog de María, con un poco de vivo, cambia mucho el patrón, hasta ha hecho vestido, es genial!
 
Pues me puse a ello y quedó un conjunto muy apañao. Ya me dirás!

La blusa trae unas cuantas opciones para manga, volantito, y tal, una gozada. El delantero se cierra con una botonadura con presillas, que me quedan así de finicas y de cuquis gracias a mi amado girabiés, no tienes? corre!

La falda, bueno, es una monada, el detalle de los bolsillos es super original, el fallo, que los cuerpos infantiles que todavía tienen barriguita de bebé, tienden a empujar la cinturilla al nivel sub-ombligal y queda la cosa rara rara, os pasa?

La cinturilla la he rematado con un bies naranja fosforito (ahora se llama flúor) que tenía por ahí. Cuando la niña lo vio dijo:- “hála es reversible!”
qué mejor halago a mis remates interiores!

Y como conjunto para todo-trote pues muy mono y muy ponible. No será la última vez que cosa estos patrones, me han encantado.

Con niña dentro, fotos movidas, creo que serán las últimas fotos movidas/borrosas que ponga en el blog, estoy mejorando mis medios y espero que la calidad vaya subiendo.

Con un cuello calentito y la falda caída nos despedimos, espero que os haya gustado!

 
Besos!
Diana
Anuncios